El Sombrero y la Mantilla

Miércoles, 8 Octubre   

El propósito de esta comunicación es mostrar cómo la ideología del costumbrismo y las actitudes conflictivas que dicha ideología implica, se manifiestan en un asunto especifico: la moda. Los modos de vestir en aquellos años de la década de 1830 plantean todo un conflicto ideológico entre los tradicionalistas y los renovadores.

El costumbrismo romántico queda constituido en los últimos años de la ominosa década, al final del reinado de Fernando VII, por una nueva generación de jóvenes escritores que surge por entonces y que va a alcanzar su plena expansión a la muerte del rey absoluto, uniéndose a la generación anterior de los liberales que vuelven del exilio. Bretón de los Herreros en el teatro, Estébanez Calderón, Mesonero Romanos y Larra en los periódicos consagran en aquellos años las tendencias de la literatura costumbrista.

El surgimiento de estos nuevos escritores se sitúa en unas circunstancias históricas, a partir de 1827, 1828, en que las condiciones económicas y sociales del país obligan al régimen de la monarquía absoluta a introducir ciertas reformas con que se intenta frenar las presiones democráticas de los liberales constitucionalistas y dar solución a la crisis económica en que se encuentra el régimen.