lunes, 12 noviembre 2018

Rito del Saludo

E-mail

 

Cuando te encuentres, con algún vecino o con alguna persona en la escalera de casa, siempre tienes que dar los buenos días. Esa fue una de las primeras normas que me enseñaron de niño en relación con el trato hacia los demás. Pues bien, últimamente compruebo que esa costumbre empieza a ser algo extraña.


SaludosUn ejemplo, a eso de las ocho de la mañana, cuando llego al edificio donde trabajo, me encuentro con un joven que está barriendo los alrededores, se cruza con decenas de personas que, seguramente, como yo, le ven cada mañana; pues bien, nadie le saluda, sólo nos saludamos él y yo, y en alguna ocasión, intercambiamos alguna frase. No nos conocemos, pero nos reconocemos. Tenemos algo en común. Nos tratamos como seres humanos.


El saludo es un rito muy importante, y está cargado de significación. Etimológicamente, el término saludo procede de la misma raíz que las palabras salud y salvación, del latín 'salus', Efectivamente, las fórmulas utilizadas para saludar ponen de manifiesto una gran riqueza simbólica; así, habitualmente, cuando saludamos utilizamos expresiones como: ¿Hola!, ¿cómo estás?, ¿Cómo te va?, ¿Cómo vives?, ¿Qué hay?, ¿Qué tal andas?, además, de Buenos días (y al despedirnos decimos: Que te vaya bien). Es decir, nos interesamos por el otro y manifestamos nuestros mejores deseos, ¿no es una magnífica demostración de humanidad, de manifestar interés por la situación de quien tenemos al lado, de subrayar que otro ser humano nos importa?

 
Red de Sitios Latinos
 
Latinos