jueves, 13 diciembre 2018

Origen y Evolución del Saludo

E-mail

 

En un principio, se desconoce el origen del saludo pero se sabe, que el gesto de estrechar las manos proviene de las tribus primitivas. Los guerreros, para demostrar que se trataba de una relación cordial , mostraban sus manos indicando así que no iban armados, aunque más que un gesto de amistad y cordialidad, era una declaración de no agresión.


SaludosCulturas milenarias como la egipcia, las personas saludaban inclinando el cuerpo y bajando una mano hasta la rodilla en señal de respeto; los judíos con una inclinación de cabeza y un abrazo; los griegos se estrechaban la mano y los romanos el antebrazo. En el siglo XVII, se extiende la costumbre de besar la mano a las señoras.


Hasta principios del siglo XIX, la mayoría de los saludos eran solemnes y rigurosos. El que saludaba, a un superior se inclinaba hasta quedar en ángulo recto. Después se pasa a hacer una reverencia con la cabeza tras una breve inclinación y más adelante, se consideró suficiente descubrirse quitándose el sombrero.


El saludo, es algo muy propio de la cultura y las costumbres de los países, siendo una formula de cortesía y demostración de amabilidad y afecto. Corresponder a un saludo, ayer y hoy, tiene un gran valor simbólico; una negación u omisión, es considerado como falta de delicadeza y mala educación, aunque también puede demostrar enfado e irritación.


Saludar no siempre, es un gesto que se materializa con un apretón de manos. A veces basta con una frase de cortesía o con un saludo verbal, buenos días, buenas tardes, o con expresiones como hola, hasta luego o adiós y, dado los fuertes componentes gestuales que lleva implícito el hecho de saludar, la sonrisa y la mirada son factores claves para que la acción sea cortés y exitosa.

 
Red de Sitios Latinos
 
Latinos